Todos elaborados con el máximo rigor científico para garantizar una alimentación sana, completa y equilibrada.
*Su consumo no produce cambios en el comportamiento ni en las costumbres alimenticias habituales y no provoca alteraciones a nivel clínico ni del peso de los animales.
La formulación de los helados responde estrictamente a criterios nutricionales establecidos por veterinarios expertos.
Los ingredientes son seleccionados específicamente para este uso y su procedencia, certificada de origen.

Los primeros helados para perros